Seguidores

domingo, 12 de febrero de 2012

LAS DOS CARAS DE LA MONEDA: SAN VALENTÍN


S.Valentín tiene dos caras.




Para unos es el día más esperado del año, buscan desesperados algo que le pueda demostrar a la persona que tienen al lado lo mucho que la quieren. Para otros sólo es un día comercial, un día más para gastar dinero, de esta parte están los que dicen que "el amor hay que demostrarlo todos los días"
Para mí tanto unos como otros tienen razón: el amor hay que demostrarlo todos y cada uno de los días que puedas estar con la persona a la que quieres y cualquier día es bueno para tener un detalle. Sin embargo, cuando unas cuantas semanas antes del 14 de Febrero los escaparates están repletos de corazones y de color rojo ¿a quién no le gusta que ese día tengan un detalle con él/ ella?


Pero ¿sabes de dónde proviene la tradición de S. Valentín? Yo te lo contaré:


Los griegos llamaron Pan al Dios de los rebaños y de los pastores, Roma adoptó a este dios bajo el nombre de Fauno. Para los griegos era Eros, para los romanos Cupido el dios de Amor... Y cuando la Iglesia Católica comenzó a levantarse absorbió las fiestas pre-cristianas tanto romanas como griegas, y entre éstas el festival primaveral de amor.  Durante el siglo III se prohibía los matrimonios a los soldados porque se creía que rendían  mejor en el campo de batalla sino tenían lazos familiares.  Ante esta injusticia un sacerdote decidió casar a las parejas bajo el ritual cristiano pero con apariencia pagana. Este sacerdote conocido como Valentín es el encargado de oficiar los rituales cristianos. Cuando Claudio II quiso conocerlo, el sacerdote aprovechó la ocasión para convencer al emperador para que siguiera los pasos de Jesús pero finalmete Claudio no hizo caso a la plegaria y a la conversión y condenó al sacerdote. Sin embargo el lugarteniente encargado de ejecutarlo quiso ponerlo a prueba y le pidió que le devolviera la vista a una de sus hijas ciegas.. y se obró el milagro pero fue ejecutado el 14 de Febrero. El lugarteneiente y su familia se convirtieron al cristianismo pero Valentín, el sacerdote  fue ejecutado de la misma manera. Durante el cautiverio el carcelero pidió que enseñara a una de sus hijas, Julia, a leer y escribir y tras muchas horas juntos se enamoró. El día antes de su ejecución escribió para ella: "De tu valentín"
De esta manera comenzó la tradición de mensajes de amor.
Realmente deberíamos demostrar cada día nuestro amor  por la persona que tenemos al lado y entregarle cada uno de nuestros sentimientos. El que crea en el amor debe de creer en él siempre y no sólo un día al año y demostrarlo a cada momento que se presente la oportunidad.




¿ Y tu cómo celebras S.Valentín?